ONDAS DE CHOQUE

La terapia por ondas acústicas extracorpórea (en contraste con la litotricia) no se usa para desintegrar los tejidos, sino más bien para provocar efectos biológicos microscópicos intersticiales y extracelulares, que incluyen la regeneración de tejidos. En la terapia moderna del dolor, la energía de ondas acústicas se lleva a cabo desde el punto de origen, que es el generador de ondas acústicas (a través de un gel de acoplamiento) a las regiones del cuerpo que experimentan dolor. Allí, su capacidad de cicatrización es aplicada.

Las Ondas de Choque (ESWT) se utilizan como tratamiento de múltiples patologías sin necesidad de utilizar cirugía.

Tradicionalmente se ha utilizado la cirugía para el tratamiento de las tendinitis (codo de tenista, golfista), espolón calcáneo y todavía puede estar indicada cuando las ondas fracasan, pero existe la posibilidad de utilizar esta nueva tecnología sin cirugía para tratar:

  • Epicondilitis (codo de tenista), epitrocleitis (codo de golfista).
  • Tendinopatías de Aquiles, de tendón rotuliano, fascitis plantar o espolón calcáneo.

Codo de tenista – Espolón calcáneo – Espolón calcáneo

  • Síndrome subacromial, tendinitis calcificante de hombro.
  • Tendinitis de Aquiles o rotuliana.
  • Osteonecrosis (necrosis avascular de cadera, rodilla o pie).

Antes de las ondas – Después de las ondas – Necrosis avascular de cadera

  • Retardos de consolidación de fracturas (pseudoartrosis hipertrófica).